Resucita tu césped

Cesped

A pesar del frío, debes incorporar abono de invierno  (40gramos por metro cuadrado) para “alimentar” las miles de raicillas que luego se desarrollarán con la llegada del calor. Ellas producirán un excelente manto de hierba.

Rastrilla las zonas deterioradas para airearlas, así en abril podrás realizar la siembra.

Aprovecha este mes para:

  • Plantar y abonar los arbustos.
  • Incorporar sulfato de hierro en las zonas afectadas con musgo.

Si tienes cualquier duda, te informamos.